Nacional

Están bajo la lupa 338 fideicomisos

single-image

Manejan 821 mil millones de pesos y 25 de ellos concentran 88% de los recursos disponibles

 

CIUDAD DE MÉXICO.

Morena en la Cámara de Diputados comienza a ponerle lupa a los 338 fideicomisos, mandatos y actos jurídicos análogos sin estructura que en total tienen disponibles 821 mil 354.6 millones de pesos, pero sólo 25 de ellos concentran 88.6% de los recursos disponibles.

Luego de que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador anunciara que eliminará fideicomisos durante su administración, el grupo parlamentario de Morena analiza cuáles se pueden extinguir a partir de 2019.

Según información que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) envió a la Cámara de Diputados, al 30 de junio pasado había 25 fideicomisos y fondos que concentraban 88.6% de los recursos disponibles, es decir, 727 mil 879.4 millones de pesos de los 821 mil 354.6 millones que tienen los 338 actos jurídicos que existen a nivel federal.

De los 25 con mayores recursos, 17 los opera la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, dos la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y uno cada una de las siguientes instituciones: Secretaría de Salud, Sedatu, Semarnat, SEP, Petróleos Mexicanos y Conacyt.

El fideicomiso con más recursos disponibles es el operado por la SHCP para la Estabilización de los Ingresos Presupuestarios, el cual tiene 252 mil 524.8 millones de pesos; le sigue el de la Secretaría de Salud para el Sistema de Protección Social en Salud, el cual tiene 92 mil 738.9 millones de pesos.

En tercer lugar está el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas con 74 mil 859.9 millones de pesos y lo opera la Secretaría de Hacienda y en cuarto lugar está el Fideicomiso para el Desarrollo del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México con 50 mil 901.4 millones de pesos coordinado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Desaparición

Hacienda advirtió, además, a la Cámara de Diputados que de enero a junio de este año había otros 32 fideicomisos o fondos en proceso de extinción, terminación o baja de clave de registro.

De esos 32, la SHCP operaba 10; seis la Secretaría de Turismo; cuatro la Secretaría de Comunicaciones y Transportes; cuatro la Secretaría de Cultura; tres la SEP; dos la Sedatu; uno la Secretaría de Economía; uno la Secretaría de Salud y uno el Conacyt.

Aunque Morena tiene el fideicomiso Por los Demás, para apoyar a los damnificados de los sismos del año pasado, buscará ponerle un freno a estos actos jurídicos.

Para ello presentó en la Cámara de Diputados una iniciativa de Ley de Austeridad Republicana que corta los fideicomisos y fondos, ya que no se permitirá que se hagan aportaciones de cualquier naturaleza que tengan por objeto alterar las reglas de disciplina y ejercicio honesto del gasto.

De los fideicomisos que queden “todos los recursos en numerario, así como activos, derechos, títulos, certificados o cualquier otro análogo que se aporten o incorporen su patrimonio serán públicos y no se podrá invocar secreto o reserva fiduciaria para su fiscalización”, agrega la iniciativa.

Alfonso Ramírez Cuéllar, diputado de Morena y principal impulsor de la desaparición de los fideicomisos, detalló a Excélsior que consideran mantener algunos de ellos como el de Conacyt y otras instituciones educativas que están totalmente justificados; sin embargo, la gran mayoría desaparecerá por haberse constituido como cajas oscuras para mantener recursos incautados y no devolverlos a las arcas federales.

“Casi la totalidad se van a tener que ir, vamos a hacer la revisión, porque se han constituido de manera arbitraria para juntar dinero y no reintegrar ese recurso a la Federación. Se usaron como un mecanismo para no reintegrar en los subejercicios y que se quedara ese dinero amarrado y después pudieran usarlo para lo que quisieran”, expresó.

Por su parte, Juan Carlos Romero Hicks, coordinador del PAN en San Lázaro, manifestó su oposición en contra de que desaparezcan, pero advirtió que deben someterse a rigurosos mecanismos de transparencia, por ser esquemas totalmente fiscalizables.

“Debe revisarse, todo es un sujeto fiscalizable, tiene órgano de administración, estados financieros, que son dos: el balance y el estado de situación financiero. Eso ya está sujeto a un régimen legal, si opera como caja negra hay que poner orden”,dijo.

Tambien te puede interesar