Nacional

Ante mayor control fronterizo polleros abren ruta por mar

single-image

Ante el reforzamiento de la política de contención del Gobierno federal en la frontera sur, Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) alertaron sobre la apertura de nuevas rutas migratorias, lo que pone en grave riesgo a los extranjeros que ahora buscan el sueño americano vía marítima.

La agrupación Sin Fronteras señaló que los centroamericanos recurren a “polleros”, quienes los cruzan a México a través de lanchas rápidas desde Guatemala hasta Tabasco, recorrido que hacen rodeando la Península de Yucatán para evitar ser detectados por  las autoridades en tierra.

Ya en la entidad se internan en el municipio de Tenosique y luego se trasladan en otra embarcación a Veracruz; estos viajes les cuestan 600 dólares por persona.

Al respecto, Edgar Corzo, quinto visitador de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), y Tonatiuh Guillén, extitular de la Instituto Nacional de Migración (INM), reconocieron que los cambios en la poítica provocan el surgimiento de nuevos trayectos ilegales.

“Hay nuevas rutas e implican más riesgos, entonces lo que están documentando es una adaptación de lo que venimos viendo”, aseguró a La Razón Corzo Sosa.

En tanto, el excomisionado de Migración aseveró que “siempre van a encontrar rutas, pues los ‘polleros’ siempre han existido. Es como el efecto con los migrantes mexicanos en Estados Unidos, siempre buscan maneras de pasar”.

Al respecto, la integrante de la organización Sin Fronteras, Gilda Álvarez, señaló que las bandas del crimen organizado que los migrantes encuentran en el camino se convierten en la opción para que sigan moviéndose, debido a la desesperación por salir de la violencia y la pobreza de sus países.

“Son diferentes formas de movilidad. Al temer una necesidad de resguardar su vida buscan otras alternativas para llegar a México o a Estados Unidos”, agregó la también trabajadora social en torno a los cambios con la nueva política migratoria.

Los peligros a los que se enfrentan los extranjeros por estas rutas marítimas son ahogamientos, cruces con caminos liderados por criminales y secuestros, pues quedan expuestos al tráfico de personas, destacó Corzo Sosa.

Los expertos coincidieron en que ante los cambios en la materia y el ingreso de la Guardia Nacional para reforzar la seguridad en la región no les queda más remedio que buscar alternativas, aunque sean riesgosas, para llegar a otro país; sin embargo, instan a las autoridades federales a proteger todas las rutas para garantizar la seguridad de los centroamericanos, aunque señalan que su ingreso debe ser regulado y ordenado.

También puntualizaron que no se trata sólo de una cuestión de ilegalidad, sino de irregularidad y más que resguardar las fronteras marítimas, es proteger a los migrantes que buscan internarse en territorio mexicano.

“No vale la pena gastar 600 dólares por poner en riesgo su vida, pero lo hacen para evitar peligros por tierra”, admitió Álvarez.

  • El Dato: Autoridades promueven que se debe solicitar identificación en camiones para detectar y, en su caso, detener a indocumentados.

Tambien te puede interesar