Nacional

Marcharemos un kilómetro sin un zapato en honor a Mackenzie: LeBarón

Adrián LeBarón Soto informó que durante la marcha del 23 de enero de Cuernavaca a la Ciudad de México, uno de los casi 100 kilómetros a recorrer a pie, lo harán sin un zapato, esto en honor a Mackenzie, la niña que sobrevivió a la masacre en las que fallecieron tres mujeres y seis niños.

Mackenzie, hija de Dawna Langford, quien falleció durante el ataque que tuvo lugar cerca de La Mora, municipio de Bavispe, Sonora, caminó 14 kilómetros sin un zapato, en busca de ayuda para cuatro menores que quedaron heridos (sin contarla a ella), en el sitio en el que murieron nueve de sus familiares.

El día 3 de noviembre eran tres madres con 26 hijos, para el día cuatro las habían matado y a seis de sus hijos. Hay 20 huérfanos, ¿qué vamos a hacer con esos 20 huérfanos?”, cuestiona Adrián LeBarón durante la entrevista vía telefónica con Notimex, al pedir la solidaridad de los mexicanos para que participen en la marcha que buscar sensibilizar a la población y lograr la paz en México.

La marcha espera reunir a los miembros de colectivos, de aquellos que han perdido familiares, de secuestrados, a víctimas de feminicidios, de desaparecidos, “no a líderes alborotadores”, aclaró.

“Yo no quiero invitar a colectivos, que no se confunda, quiero invitar a los grupos de gente dolida, de policías muertos en Chihuahua, los colectivos chiquitos de desaparecidos en Tamaulipas. La palabra colectivo parece que indica un líder, no me interesa. No es número, es dolor lo que estamos llevando. A esos estoy reclutando, que vengan”, aclaró.

Dijo que irán recorriendo los pueblos, que llevarán casas de campaña para quedarse a dormir donde les agarre la noche.

“Vamos a caminar sin un zapato en honor a Mackenzie, ella caminó 14 kilómetros buscando ayuda, a ver si las ampollas que nos salgan, nos duelen”, retó.

“Vamos a llevar una troca con agua, a ver cómo nos reciben en los pueblos, a ver si no nos tiran jitomatazos y nos gritan vende patrias. No quiero vivir con la vergüenza de que no hice algo por los vivos y por los muertos”, enfatizó.

Adrián LeBarón, en sus recorridos recibe la solidaridad de la gente que le dice que marcharán con él; además, miembros de las familias afectadas por el tiroteo a 17 mujeres y niños, viajarán desde varias ciudades de Estados Unidos para estar con él.

Ternura en Bavispe

Entrevistado tras descender de la sierra de Chihuahua, luego de estar en La Mora este lunes, en el evento con el Presidente, Adrián LeBarón dijo que la visita fue un acercamiento para darle potencia a la masacre.

“Fue un evento tierno, de acercamiento con mí Presidente de mí República mexicana, se acercó a un pueblo donde jamás pensaron que llegaría. Para que haya ido mí Presidente a Bavispe, a La Mora, con su sola presencia el mundo entero sabe el nivel de la tragedia de los chihuahuenses y sonorenses”, enfatizó.

“No sé lo que vaya a pasar, pero yo sí voy a marchar, solo o acompañado. Les entrego las cenizas de mi hija a cambio de que se les lleven -dijo apesadumbrado-. No sé cómo levantar la conciencia y que despierte México de este letargo, de esta indolencia e irresponsabilidad como ciudadanos”, finalizó.

Tambien te puede interesar