Inicio Sonora Operará sin déficit Isssteson en 2020

Operará sin déficit Isssteson en 2020

Como a algunos de sus pacientes, al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Sonora (Isssteson), están a punto de quitarle el respirador artificial.

Llegará a un punto de equilibrio en sus finanzas y Gobierno estatal ya no aportará recursos adicionales, afirma Contreras López

Y es que, como afirma Pedro Ángel Contreras López, su director general, el 2020 será el primer año de este sexenio que operará sin déficit, lo cual significa dejar de recibir recursos adicionales del Gobierno del Estado. Y asegura: “Este será el último año en que nos dieron más de 400 millones de pesos de recursos adicionales, pero el año que entra operaremos solamente con las cuotas y aportaciones a las que tenemos derecho a recibir de trabajadores y patrones”.

Tranquilo, mesurado en sus mensajes, el funcionario estatal, originario de Navojoa, puntualiza que a pesar de llegarse al punto de equilibrio y estabilidad financiera del Instituto, no se tiene por qué echar las campanas al vuelo.

“Se tiene que mantener mucha disciplina”, afirma.

Y es que el reto será aún mayúsculo, precisa, pues el sistema de pensiones seguirá funcionando para los actuales usuarios, pero también para los que año con año se agregan a la lista de beneficiarios.

Además, la prestación del servicio médico también representa un gran desafío mantenerlo en buena forma día tras día, sostiene, y a mejorarlo se enfocarán en los próximos meses.
Pero habrá prioridad hacia dos zonas del Estado que por estar alejadas de Hermosillo, históricamente se les ha descuidado: Sur de Sonora y San Luis Río Colorado.

En San Luis Río Colorado ya se han tomado algunas medidas, como por ejemplo convenios para que en Mexicali se atienda a los derechohabientes y no deban trasladarse hasta Hermosillo.

Además, se han construido nuevas instalaciones de laboratorio, de hemodiálisis, farmacia y consultas médicas, indica, además de que con apoyo de la Sección 54 magisterial se construirá una clínica pequeña para mejorar la atención.

Con maestría por la Universidad de Nueva York, Licenciatura por la Universidad Autónoma de Nuevo León, donde recibió el Premio al Mérito Académico al mejor estudiante de su generación, y profesor por el Centro Regional de Educación Normal de Navojoa, Contreras López sostiene:

Estar al frente de Isssteson ha sido un desafío grande porque se trata de una institución con 180 mil derechohabientes, provenientes de 60 mil trabajadores activos, además de atender la burocracia estatal, municipal, de organismos autónomos, los poderes, escuelas y universidades.

“Es un reto porque no solamente se da la pensión cuando están en la parte más débil de la vida, en la vejez, sino que se proporciona servicio médico también a sus hijos y parejas y es una gran responsabilidad mantener a toda la fuerza laboral saludable y garantizando pensión digna. Entonces, si es un reto muy grande y la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano lo ha tomado muy en serio el desafío y ahí la llevamos”, enfatiza.

ANTECEDENTES

– ¿Cuáles han sido los pasos para llegar hasta el punto de ya no necesitar más recursos estatales adicionales?

– Al Isssteson lo encontramos en situación financiera muy crítica, con un déficit anual de mil 223 millones de pesos anuales, que es el costo adicional de operar después de descontar cuotas de aportaciones de trabajadores. Eso impactó en pensiones, servicio médico y Fondo de Vivienda.

La gobernadora le ha dedicado tiempo, esfuerzo y recursos para nivelar el barco, lo cual ha significado reducir gastos pero también estrategias para incrementar los ingresos. Algunas de las medidas más significativas han sido el ahorro en personal. Hoy se trabaja con 200 personas menos, que significa 100 millones de pesos de ahorro en gasto de personal.

“El año pasado ahorramos por ese concepto 130 millones de pesos y en el actual ya llevamos 60 millones.

“Además, hemos participado en compras consolidadas de medicamentos que nos han permitido ahorros al comprar hasta 30% más barato y medidas como el reparto de medicamentos son otros 50 millones de pesos de ahorro y otras, si se quiere pequeñas, como el que ya no estén renovando tanto la credencial si está vigente, que significaba hasta 30 mil pesos anuales”.

JURISPRUDENCIAS

-Pero, además, tenemos entendido que recientemente se han emitido dictámenes judiciales que favorecen las finanzas del Instituto…
– Sí, han sido dos medidas fundamentales que han ayudado mucho a contener esta sangría financiera. Una de ellas fue la jurisprudencia de la Suprema Corte en enero pasado para detener la renivelación de pensiones porque ahí estamos hablando de un millón de pesos por persona que perdíamos y aparte renivelar cada pensión. Un año pagamos 130 millones de pesos en puras pensiones caídas. En los primeros tres años se pagaron 213 millones de pesos, que era dinero regalado prácticamente porque no tenían derecho a recibirlo. Con eso hubiéramos construido otro hospital en Obregón, Navojoa u otro lado.
– ¿Y la otra?
-La más reciente fue la del miércoles 28 pasado mediante la cual los magistrados federales resuelven que tiene carácter de jurisprudencia de circuito, como ellos le llaman, para efecto de detener otra sangría: los jubilados pedían que se les regresaran las cuotas del servicio médico, pero desde que se jubilaron, es decir 10, 15, 20 años.
¿Por qué esa solicitud si ya recibieron el servicio?
-No, y aparte es un servicio que se les sigue otorgando y debe decirse que las personas mayores consumen más servicios médicos que un trabajador en activo: Tenemos más de dos mil personas con problemas de diabetes; otras casi dos mil con hipertensión, ansiedad, problemas cardiacos. Son enfermedades crónico degenerativas para las cuales se otorgan 44 tipos de medicamentos, desde ansiolíticos, insulina, etcétera, que se dan de manera periódica y la gran mayoría, entre 70% y 80%, es de jubilados.

“Pedían además que quienes no ejercieron crédito de vivienda, se les regresara, pero eso no es adecuado porque aquí en Isssteson los trabajadores no aportan para Fondo de Vivienda, a diferencia de los que están en el IMSS o Fovissste. Aquí solamente aporta el patrón y la Ley 38 dice que ese recurso es exclusivo para créditos y por tanto lo que los magistrados dictaminaron es que no tienen derecho a recibir cuotas ni el Fondo de Viviendas porque no les corresponde.

Estas dos medidas permitieron detener un pasivo de mil 223 millones de pesos en el primer caso y mil 100 millones, en el otro. Y no es que ese dinero lo tuviéramos sino que cuando llegaba la demanda agarrábamos de otro lado porque ese dinero nunca se ahorró, nunca existió.

“Desafortunadamente, así como pagamos 213 millones de pesos en renivelación, desafortunadamente en el Fondo de Vivienda ya habíamos comenzado a pagar y de hecho hay demandas para las que no es retroactivo este criterio y se tendrán que pagar. Hay pagos hasta 200 mil pesos por cada jubilado para regresar el Fondo de Vivienda y hasta 40 y 60 mil pesos del servicio médico. Si eso se multiplica por los 15 mil jubilados, nos indica la gravedad del asunto”.

LOS INGRESOS

El funcionario, con 25 años de experiencia en el sector público como Asesor de Políticas Públicas en diversas dependencias y que iniciara su carrera profesional como asesor de Luis Donaldo Colosio durante la campaña presidencial de 1988 y la Presidencia del PRI nacional, indica que así como se ha contenido el gasto, se trabaja para mejorar los ingresos.

Una de las medidas ha sido recuperar los adeudos históricos del Estado, que no vienen de esta administración sino de otros años, y que la gobernadora, en un acto de responsabilidad, intentará pagar al menos una parte, como con la venta de bienes del Gobierno.

Por otro lado, adeudos de organismos que nos pagan de manera directa, también se está viendo que paguen y Unison era típico porque desde 2005 se negaban a pagar las cuotas completas. Sin embargo, recibían servicios y jubilación completos. Entonces, la Junta Directiva puso término o pagaban o se iban y tras negociaciones difíciles logramos acordar que en tres años la universidad se regularice y eso nos brindará ingresos adicionales, este año de 72 millones de pesos y el próximo 100 millones y en tres, 160 millones adicionales a lo que pagaban.

“Eso nos lleva a un punto de estabilidad y equilibrio financiero que nos hace ver con confianza que en el año 2020 vamos a tener un instituto más estable y ya no necesitará subsidio adicional”, manifiesta.