Inicio Coronavirus Atienden su caso como bronquitis y fallece a causa del Covid-19

Atienden su caso como bronquitis y fallece a causa del Covid-19

La mujer de 29 años originaria de Magdalena acudió a buscar ayuda médica en cuatro ocasiones y en la quinta ya presentaba problemas para respirar.

Sentía dolor de cabeza, cuerpo cortado y fiebre. Acudió a buscar ayuda médica cuatro veces, pero fue diagnosticada con bronquitis y devuelta a su casa. Tras la quinta consulta, ya con problemas para respirar, decidieron internarla. Falleció dos días después, sin enterarse de que podría tratarse de un caso de Covid-19.

Fue mientras hacían los trámites de defunción, en el Registro Civil, que sus familiares supieron que había un análisis en proceso para confirmar si era esta enfermedad. Antes, aseguran los familiares, nadie les recomendó tomar medidas preventivas ni aislarse.

“Al momento de fallecer mi hermana, los que estaban presentes (en el hospital) eran mi cuñado y mi mamá, lo que me molesta es que no les dieron recomendaciones, no les dijeron ‘tomen sus precauciones, aíslense por seguridad’”, señala el hermano de la víctima.

Ayer, la Secretaría de Salud confirmó la primera muerte por Covid-19 en Sonora: Una joven de 29 años, residente de Magdalena de Kino, quien falleció en la madrugada del 30 de marzo. No había antecedente de viaje y tenía diabetes mellitus, recién diagnosticada.

LAS CUATRO CONSULTAS

Vía telefónica, su hermano relata que ella inició con malestar general y otros síntomas. Fue el 22 de marzo a un consultorio particular de Magdalena de Kino, le dieron tratamiento para resfriado, pero no mejoró y regresó. Le mandaron hacer análisis y ahí se enteró de que posiblemente era diabética.

El jueves 26 de marzo su esposo la acompañó a consulta al IMSS, donde le diagnosticaron bronquitis y le recomendaron nebulizarse. Así lo hizo, con la esperanza de que la enfermedad cediera.

“No mejoró, siguió empeorando de la respiración y la falta de oxígeno, volvió a ir el día viernes otra vez al Seguro, le cambiaron el medicamento de las nebulizaciones y la volvieron a regresar a casa”, continúa su hermano.

Al día siguiente, el sábado, fue por tercera vez al consultorio del IMSS porque la situación se complicó. Tras la insistencia de su esposo, consiguieron que los médicos decidieran trasladarla al hospital de Nogales, donde de inmediato la internaron en terapia intensiva.

“Ya cuando la internaron, ya tenía muy avanzado el cuadro de neumonía, de hecho llegó, la internaron y a las pocas horas ya no nos daba esperanzas el doctor. Nos dijeron que tenía un cuadro de neumonía muy agresivo, neumonía atípica, creo que le llaman ellos, y que ya estaba muy avanzado”, añade.

“NO HUBIÉRAMOS EXPUESTO   A NADIE”

Ella falleció en la madrugada del lunes 30 de marzo. Según su hermano, el domingo le tomaron muestras, pero en ningún momento durante su estancia en el hospital, asegura el familiar,  les mencionaron que era un caso sospechoso de coronavirus.

Tampoco, dijo, les indicaron ningún protocolo de aislamiento ni para ella ni para las personas que estuvieron en contacto con ella: Su esposo y su hija de 11 años. Su mamá, quien reside en Arizona, también llegó a Nogales al enterarse de la gravedad del caso.

Fue el personal de la funeraria, menciona el hermano, quien les dijo que era un caso de probable Covid-19, y que debían incinerar el cuerpo porque por seguridad no podían hacer el traslado a Magdalena.

“Si hubiéramos sabido de antemano, no hubiéramos expuesto a nadie, ni a mi familia ni a mi mamá. De hecho yo viajé a Nogales con mi esposa y mis dos hijos a la casa de mi cuñado, y estuvimos en contacto con él”, agrega.

SIN PRUEBA DE LABORATORIO

Tras enterarse de la situación, señala, hablaron como familia y tomaron la decisión de separarse. Su cuñado se quedó en Magdalena, y el resto viajó a Hermosillo para aislarse en esta ciudad.

“Nos vinimos mi esposa, mis dos hijos, mi sobrina (hija de su hermana fallecida) y mi mamá. Nos vinimos directo aquí y mi cuñado se quedó aislado en Magdalena, por riesgo de contagio decidimos venirnos aquí, con menos probabilidad”, explica.

El riesgo, sin embargo, está latente: Tanto él como su familia estuvieron en casa de su hermana, sin tener idea de que se ponían en peligro de contagio.

Ayer el IMSS les confirmó que la muerte había sido por Covid-19, y de parte de la Secretaría de Salud les recomendaron mantener el aislamiento y comunicarse en caso de tener síntomas. A ninguno de ellos les han tomado muestras para la prueba de laboratorio.

El hermano agrega: “Se me hace una falta de conciencia total del IMSS, no sé si manejan a una persona encargada para estos casos, o que no tengan capacitación adecuada, tampoco podemos culparlos, pero en el caso particular de mi hermana estamos con el sentir de que fue una total negligencia o falta de conocimiento por personal del IMSS”.

Personal médico de IMSS en esa ciudad informó que se conocía del caso y se tomaron muestras para confirmar o descartar el Covid-19; esas muestras se envían al laboratorio de la institución en la Ciudad de México y fue hasta ayer que se confirmó la enfermedad y fue por eso que hasta ayer lo dio a conocer la Secretaría de Salud.

Indicaron que los resultados de las pruebas pueden tardar alrededor de una semana en tenerse por los protocolos que se siguen.

Cronología

  • 22 marzo. La paciente acudió a una primera consulta con médico particular. Le dieron tratamiento para resfriado.
  • 26 de marzo. Acudió al IMSS en Magdalena, le diagnosticaron bronquitis y le recomendaron nebulizarse.
  • 27 de marzo. Fue de nuevo al IMSS porque no mejoraba, le cambiaron el medicamento.
  • 28 de marzo. Por tercera vez fue al IMSS, ya con problemas para respirar. La trasladaron a Nogales para internarla en terapia intensiva.
  • 29 de marzo. Le tomaron muestras para pruebas de laboratorio.
  • 30 de marzo. Falleció en la madrugada. Personal de la funeraria enteró a la familia de que era un probable caso de Covid-19.
  • 4 de abril. La Secretaría de Salud confirma el fallecimiento por Covid-19.