Inicio Nacional ¿Cuál es el origen del Día del Niño?

¿Cuál es el origen del Día del Niño?

En México, en 1924, se señaló el 30 de abril como Día del niño siendo presidente de la República el General Álvaro Obregón y Ministro de Educación Pública el licenciado José Vasconcelos.

Con el fin de reafirmar los derechos de los niños, el 20 de noviembre de 1959, la Asamblea General de la ONU instituyó la celebración del día internacional de los niños, sin embargo, cada país ha decidido un día especial a fin de celebrar a los pequeños de todo el planeta.

En México, en 1924, se señaló el 30 de abril como Día del niño siendo presidente de la República el General Álvaro Obregón y Ministro de Educación Pública el licenciado José Vasconcelos.

La Asamblea General de la ONU recomendó en 1954 destinar un día a fomentar la fraternidad entre los niños y las niñas del mundo, y promover su bienestar con actividades sociales y culturales.

Naciones Unidas celebra este Día Internacional del Niño en honor a la aprobación de la Declaración de los Derechos del Niño en 1959 y a la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989, el tratado internacional más ratificado de la historia.

El objetivo es recordar a la ciudadanía que los niños son el colectivo más vulnerable y, por tanto, que más sufre las crisis y los problemas del mundo.

Este día recuerda que todos los niños tienen derecho a la salud, la educación y la protección, independientemente del lugar del mundo en el que hayan nacido.

Dedicar un día a la infancia también sirve para hacer un llamamiento mundial sobre las necesidades de los más pequeños y para reconocer la labor de las personas que cada día trabajan para que los niños y niñas tengan un futuro mejor.

¿Por qué en México se celebra el 30 de abril?

La idea de festejar a la niñez fue creada en 1924 por  José Vasconcelos, cuando era secretario de Educación Pública (SEP) durante el mandato del  ex presidente de México Álvaro Obregón.

Además de haber sido el primer titular de la SEP, fue un abogado, político, filósofo y escritor que dedicó gran parte de su vida al desarrollo de la niñez.

Aunque se tienen registros históricos de que esta celebración se dio por primera vez en 1916, en la ciudad de Tantoyuca, Veracruz, Vasconcelos fue el que instituyó el 30 de abril como el Día Nacional del Niño en 1924.

Era la época en la cual, de los niños entre 6 y 14 años, sólo 36.3% asistía a la escuela.
Para celebrar a los niños, exhortó a todas las instituciones a fomentar la fraternidad y la comprensión hacia esa población, así como a desarrollar actividades para la promoción de su bienestar y de sus derechos.

Vasconcelos decía que había que hacer de cada escuela “un palacio con alma”, para que los niños pobres, descalzos y hambrientos vivieran en palacios las mejores horas de su vida y guardaran recuerdos luminosos.

Después, en 1954, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) hizo un llamado a los países a establecer un día dedicado a la niñez. La fecha la dejó abierta para que cada país eligiera la que más considerara conveniente.

La Organización de las Naciones Unidas declaró el 20 de noviembre el Día Universal del Niño,  fecha en que se aprobó también la Declaración de los Derechos del Niño y la Convención Sobre Los Derechos del Niños.