Inicio Nacional "Yo no me tengo que subir al ring"; Ana Guevara niega acusaciones.

“Yo no me tengo que subir al ring”; Ana Guevara niega acusaciones.

Ante las demandas de supuesta extorsión, privación de la libertad y homicidio en grado de tentativa, Ana Gabriela Guevara, titular de la Conade, respondió que dentro de la institución hay calma. Todo mundo tiene derecho a demandar y ella a defenderse; sobre las acusaciones en su contra citó una frase coloquial de su tierra: “Las yeguas no se pueden montar antes de tiempo porque se pandean”.

“Es un tiempo de calma, de enfocarnos en lo que nos ocupa, en lo personal a mí no me inquieta porque no hay un fundamento que acredite lo que se ha dicho, todo mundo tiene derecho a demandar, es un principio constitucional poder hacerlo, como también el defenderte, pero en este momento no hay nada que sea veraz”, señaló Guevara Espinoza.

Sobre su postura, dijo que en medio de la pandemia no se ha dado parte, ni para defenderse, ni acreditar las acusaciones, por lo que se ha convertido en una denuncia mediática: “Si soltamos el tema de la demanda y todos los supuestos que han hecho, también tenemos otras. Las investigaciones que abrieron dentro de la institución derivado también de un proceso periodístico que al día de hoy no se ha probado absolutamente nada”, comentó en relación a la auditoria de la Función Pública.

Al cumplir 18 meses al frente de la CONADE, dijo que trabajan en lo que les preocupa y los ocupa, que es el funcionamiento de la institución y el deporte de México, con base en un plan con gran visión.

¿Por qué quedarse callada en esta situación de crisis en donde la acusan de extorsión y de homicidio calificado, no es momento de tomar otra postura?

No, te pondría el ejemplo del boxeo, para subir al ring hay que ser elegante y yo no me tengo que subir al ring, porque ninguna de las cosas son ciertas, desde el principio de todo esto, incluso de las denuncias que se hicieron son mentiras. Yo no puedo acreditarla al momento de subirme al ring, entonces yo no tengo nada que decir.

En su etapa de atleta, Ana Gabriela se distinguió por defender las causas de los atletas, todo lo que estaba mal lo señalaba. En esta ocasión, insistió que “no hay nada que argumentar porque es una mentira y al final de cuentas es algo que se tiene que dirimir bajo el escrutinio de la ley y no caeré en la trampa”.

¿Qué le han recomendado sus abogados?

Guardar silencio, no hay porque acreditar la mentira, no tengo que acreditar la mentira. Están cerrados los juzgados, nada ha sido posible de darle un cauce argumentar, defender, a lo mejor exhibir pruebas, porque existen, pero yo tengo que ser paciente, no me puedo ir en el calor del asunto.

La situación que atraviesa como directora de la Conade señala que es multifactorial de “tinte político, tinte de desprestigio, hay un tinte de violencia política; hay un tinte de vulnerar mi imagen, de ensuciar mi imagen y voy a esperar el tiempo para decirles bravo, qué bueno que hicieron esta fiesta, pero lamento decirles que no hay nada”.

Sin embargo, no tiene que defender su imagen, su carrera y su futuro, ¿Ahí podríamos ver a la Ana Gabriela Guevara que defiende no solamente a los deportistas, sino el reto de defenderse a sí misma?

Eso se defiende con resultados, hoy creo que a diferencia de hace 20 años donde dependíamos de una pluma, de un medio de comunicación, hoy tenemos una red en donde la noticia se prostituye y devalúa muy rápido, entonces eso cambia la dinámica de la comunicación, por eso he decidido dar un paso atrás y esperar a que llegue el resultado, esto es de paciencia.

¿Bajo este parámetro jurídico, se puede contra demandar, si resulta que las acusaciones son una mentira como ha afirmado?

Si claro, pero todo tiene tiempos, hay un dicho muy coloquial en mi tierra que dice que las yeguas no se pueden montar antes de tiempo porque se pandea. Ese es el momento, no voy a salir a decir absolutamente nada. Cuando yo tenga los elementos para afirmar que todo es una mentira, entonces tomaré las medidas siguientes, en este momento no lo voy a hacer.