Inicio Sonora Actividades religiosas trendrán un protocolo en la nueva normalidad

Actividades religiosas trendrán un protocolo en la nueva normalidad

La Secretaría de Salud dio a conocer nuevas medidas para la concentración de personas al realizar un culto

El vocero oficial de la Secretaría de Salud informó que tanto las iglesias como las celebraciones religiosas aglomeran grupos de personas, lo que facilita el esparcimiento del virus Covid-19.

Gerardo Álvarez Hernández mencionó que por tal motivo diseñaron este protocolo para las celebraciones religiosas, que será de gran utilidad para mitigar los contagios en la entidad.

“Estamos brindando las herramientas para la seguridad sanitaria de los feligreses y del personal en las iglesias o celebraciones religiosas”, explicó.

Una vez que se reanuden las actividades religiosas será necesario el reforzamiento de las medidas de prevención, indicó, así como la sana distancia, el lavado frecuente de manos, o uso de gel antibacterial al 70% de alcohol y el uso de protección personal, como cubreboca, careta, entre otros.

El protocolo incluye, recomendaciones para las autoridades religiosas, para la distribución de asistentes, equipo de protección, sanitización y limpieza, control de acceso y salida del inmueble y recomendaciones en general.

Cabe mencionar, que las autoridades religiosas deberán recomendar a la población en riesgo presenciar y/o participar en la celebración por medio de plataformas digitales, así como reservar un horario especial de la celebración.

Álvarez Hernández, agregó que se deberá habilitar solo 50% o menos de la capacidad del sitio de culto de manera que se garantice la santa distancia de 1.5 metros entre los feligreses, como también colocar anuncios o cartelas con los lineamientos del uso correcto en cuestión de accesorios de protección personal, prácticas de higiene, estornudo de etiqueta.

Entre otras medidas serán calendarizar y publicar el número de celebraciones a realizar en redes sociales, mantener todo el tiempo puertas y ventanas abiertas, distribuir las bancas o sillas para que tengan la distancia recomendada de 1.5 metros.

También, facilitar la disponibilidad de gel antibacterial, así como soluciones para sanitizar las superficies y recomendar a la población no asistir a reuniones religiosas si se encuentra enfermo, resfriado o presenta síntomas de Covid-19.

Además, para el control de acceso a la iglesia se deberán colocar tapetes desinfectantes con cloro para la limpieza de la suela de los zapatos, así como estaciones con gel antibacterial, definir un acceso ordenado siempre respetando la sana distancia, mantener solo un acceso de entrada y medir la temperatura de cada asistente antes de ingresar a la iglesia.