Inicio Hermosillo Continúan bajas las ventas en los comercios informales del Centro de HMO

Continúan bajas las ventas en los comercios informales del Centro de HMO

HERMOSILLO, SON.- A pesar del paso de rojo a naranja en el semáforo epidemiológico, en el primer cuadro de la ciudad los comercios informales continúan con bajas ventas debido a la contingencia sanitaria generada por el nuevo coronavirus.

Incluso con el aumento del aforo y la reapertura de varios comercios establecidos en el Centro de Hermosillo, los puestos donde usualmente se encuentran a la venta diferentes accesorios como lentes, carteras, pañuelos, gorras, entre otras, han reportado una baja considerable en sus ventas aunque puedan abrir en horario de 8:00 hasta las 15:00 horas.

En un sondeo realizado por EXPRESO, se constató que tras varios meses en los que estuvieron cerrados, estos puntos de venta no han logrado recuperarse completamente y, por el contrario, continúan a la baja.

“Pueden ser hasta 100 pesos en venta, hasta más o menos, depende de como esté el día y si es quincena también”, comentó uno de los comerciantes entrevistados al ser cuestionado sobre la venta diaria en sus comercio.

Señaló que durante aproximadamente cuatro meses tuvieron que mantenerse cerrados debido a las medidas instruidas por las autoridades sanitarias, de tal forma que, al momento de reabrir, recibieron indicaciones sobre los protocolos de sanidad para volver a operar.

“Las ventas están súper calmados, el centro está muy solo”, aseveró otro comerciante, “hay días que no hay ni una venta, hay días de dos, tres o cinco, pero nada que ver como antes de empezar esto, pero esperemos que cambie”.

El comerciante agregó que se espera que la situación mejore para los meses de noviembre y diciembre, periodo donde anualmente incrementa la venta, sin embargo, el cobro de renta no ha parado y con el riesgo de un rebrote en la capital sonorense, las cosas podrían empeorar.

Por otra parte, otro de los entrevistados concordó con el resto de comerciantes informales abordados, pues aseguró que durante estos días las ventas han sido pésimas.

“Abrimos todo mundo y se puso más malo. De todos modos no hay dinero, la gente no tiene lana, tantos días de encierro y sigue todavía. Yo tengo como un mes y diez días, aunque trabaje poquito tiempo, nos dieron oportunidad desde las 9:00 a.m. hasta las 3:00 p.m.”, señaló.

Sin embargo, añadió que para los puestos de casetas se cobra un permiso de dos mil pesos anuales, además, tienen que seguir los protocolos de sanidad, al utilizar cubrebocas obligatorio y gel antibacterial.