Inicio Deportes Prohíben en Sonora afición en estadios

Prohíben en Sonora afición en estadios

HERMOSILLO, SON.- Luego de la polémica en redes sociales por un aparente sobrecupo en el Estadio Yaquis de Ciudad Obregón, además que en el estadio de los Tomateros de Culiacán un aficionado perdió la compostura bajo el efecto del alcohol, las autoridades sanitarias responsables de contener la pandemia del Covid-19, decidieron suspender el acceso de los aficionados a los tres estadios de beisbol de la Liga Mexicana del Pacífico en Sonora.

En un comunicado de prensa, el Gobierno del Estado informó que con el fin de proteger la salud de las y los sonorenses, como medida preventiva ante un inminente rebrote de contagios de Covid-19, el Órgano Colegiado Intersecretarial de Seguimiento, Evaluación y Supervisión de Medidas de Protección a la Salud y Reactivación Económica en Sonora tomó la decisión de suspender la autorización para el ingreso de público a los estadios en Cajeme; “Estadio Sonora” en Hermosillo y “Manuel ‘Ciclón’ Echeverría” en Navojoa.

Jorge Vidal Ahumada, vocero del Órgano Colegiado Intersecretarial, indicó que la decisión fue por unanimidad del pleno en seguimiento a la recomendación de la Secretaría de Salud como medida necesaria para evitar el rebrote.

“Los integrantes del Órgano Colegiado Intersecretarial, refirieron que en el juego inaugural celebrado el pasado jueves en Ciudad Obregón, hubo un evidente incumplimiento de los protocolos sanitarios establecidos para permitir el acceso al público en los juegos, y en virtud de que esto representa un riesgo para las y los sonorenses de que se incrementen los contagios por Covid-19, se determinó cancelar la autorización”, informaron las autoridades.

Recalcaron que se pudo observar claramente que los aficionados no cumplieron con las medidas obligatorias, como el uso correcto del cubrebocas ni mantener la sana distancia, lo que eleva el riesgo de que se presenten rebrotes de coronavirus.

Con esto, Sonora se sumará a Guadalajara, Monterrey y Mexicali donde no se permite el acceso de los aficionados a los juegos de beisbol.