Inicio Hermosillo Operación de Planta Tratadora no le cuesta al Municipio: Javier Gándara

Operación de Planta Tratadora no le cuesta al Municipio: Javier Gándara

HERMOSILLO, SON.- Por la operación de la Planta Tratadora de Aguas Residuales (PTAR) de Hermosillo, cada recibo de agua suma en su cobro por consumo mensual el 35% por concepto de drenaje y saneamiento, por lo que al revisar los ingresos, son alrededor de 20 millones de pesos los que recibe el organismo operador, comentó Javier Gándara Magaña.

Quien fuera Alcalde de esta capital entre 2009 y 2012 mencionó que el total de los usuarios pagan alrededor de 20 millones de pesos por la concesión de la empresa TIAR Hermosillo, S.A.P.I. de C.V, operadora de la PTAR, toda vez que el cobro por saneamiento se ve reflejado en su recibo de agua.

Esto, luego de que alcaldesa Célida López Cárdenas sugirió que terminará la concesión debido a que la empresa no logró pagar su recibo de luz mientras que factura alrededor de 17 millones de pesos mensuales.

“Imagínense lo complicado que es entender que una concesión de la planta tratadora no tenga la capacidad financiera de pagar un recibo de la luz cuando nos están facturando poco más de 17 millones de pesos al mes”, comentó la Alcaldesa en un video difundido en sus redes sociales.

Fue necesaria

Gándara Magaña agregó que fue necesario poner en marcha una planta de tratamiento, pues durante su administración el Municipio presentaba varias multas que le fueron condonadas tras la instalación de la PTAR, además de que ayuda a mejorar la calidad del medioambiente en la ciudad.

“Es obligación de los ayuntamientos, lo exige la ley, para ese tratamiento que no se venía dando. Tenía multas acumuladas por 11 mil o 12 mil millones de pesos, multas acumuladas porque no se estaba tratando el agua en Hermosillo. Entonces, con esta planta tratadora, Conagua eliminó las multas que tenía Agua de Hermosillo”, explicó.

El 8 de agosto de 2012 dio inició la construcción de la Planta Tratadora de Aguas Residuales de Hermosillo, misma que concluyó, aproximadamente, en noviembre de 2016, aunque se preveía que tardaría 18 meses terminar la obra, más otros seis para realizar pruebas.

Según el contrato de la concesión, firmado el 11 de marzo de 2013, se incluye la inversión en la construcción y la operación por parte de la empresa así como el pago de Agua de Hermosillo por la prestación del servicio en un lapso de 20 años.

Mientras tanto, López Cárdenas argumentó que se contempla cancelar la concesión debido al modo en que se adjudicó, a que se hicieron sobreprecios, además de que los costos y multas por no cumplir en tiempo y forma la construcción se le cargaron a Agua de Hermosillo.

En la actual administración se han iniciado tres procesos para la cancelación de concesiones con empresas encargadas de diferentes servicios públicos, como alumbrado, relleno sanitario y ahora tratamiento de aguas residuales.