Inicio Hermosillo Pata de Perro lleva la mitad de las firmas para prohibir pirotecnia

Pata de Perro lleva la mitad de las firmas para prohibir pirotecnia

HERMOSILLO, SON.- Más de dos mil 500 firmas se han recolectado por parte de la asociación Pata de Perro a través de la iniciativa que lanzaron para prohibir el uso de pirotecnia en fechas decembrinas.

Carolina Araiza, presidenta de la asociación, indicó que reactivaron la petición de ¡No a la pirotecnia! por medio de la plataforma de Change.org, en la que buscan juntar cinco mil firmas con solo un “click”.

Mencionó que de lograr esta meta, cabe la posibilidad de que esta propuesta sea tomada en cuenta en el Congreso del Estado, puesto que esta petición también fue enviada a algunos miembros de la Cámara de diputados, ya que que este uso de fuegos artificiales afecta a diferentes personas y animales.

“Como ustedes saben estas fechas son críticas para los animales por el uso de pirotecnia y las graves afectaciones que les genera, pero también para niños con autismo, entre otros”,

“Esta petición ha sido enviada a SEDENA, a la diputada Wendy Briseño y la senadora Jesusa Rodríguez esperando que tenga eco con personas que consideramos sensibles a la causa animalista”, explicó.

Mencionó que al enviar esta petición a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), es porque cada septiembre y fin de año, los mexicanos están autorizados a usar estos artículos al ser adquiridos legalmente a través de distribuidores autorizados por la Secretaria de la Defensa Nacional.

Más especies

Dijo que no sólo perros y gatos se ven afectados, sino también otras especies que viven el pánico de estos cohetes, además la grave contaminación del aire y la basura que estos generan.

“Cada año miles de personas, animales y nuestro medio ambiente se ven seriamente afectados por el uso indiscriminado de juegos pirotécnicos, incluso cientos de niños acaban seriamente heridos o muertos porque alguien puso un tipo de “inocente arma” en sus manos, incendios en hogares.

“Es lamentable ver como personas con autismo y otros padecimientos viven el terror en carne de propia de esta tradición tan arraigada y a la vez tan retrógrada”, agregó.