Inicio Deportes Naomi Osaka enciende el pebetero de Tokio

Naomi Osaka enciende el pebetero de Tokio

La tenista japonesa cierra la ceremonia de inauguración, que reuperó una fórmula clásica para el encendido del fuego olímpico

La tenista Naomi Osaka,una de las mayores estrellas internacionales del deporte japonés, encendió el pebetero de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, cuya ceremonia de inauguración se ha realizado sin público.

En esta ocasión no hubo fuegos artificiales, novedades tecnológicas ni fórmulas chocantes. Se volvió en cierta forma la escena clásica, con un último relevista, Osaka, acercándose hacia el precioso pebetero, situado al final de una escalinata que rodeaba por todos los lados una esfera desde cuyo interior prendió el fuego que portaba en la antorcha la tenista. La escena y la ceremonia inaugural acabaron después con un castillo de fuegos artificiales desde la cubierta del Estadio Nacional Olímpico.

El pebetero de estos Juegos tiene forma esférica y ha sido diseñado por Oki Sato, que se inspiró en el sol para darle forma. La estructura esférica se abrió para emular la forma de una flor y fue entonces cuando la deportista pasó la llama de la antorcha que portaba para dar por concluida una ceremonia de cuatro horas.

La llama olímpica de Tokio es la primer en la historia del olimpismo generada por hidrógeno, que sustituye a otros materiales como el propano, usado en ediciones anteriores.