Inicio Nacional La Secretaría de Bienestar da puesto clave a beneficiario de apoyos

La Secretaría de Bienestar da puesto clave a beneficiario de apoyos

El Centro Antonio de Montesinos, presidido por Miguel Ortega Vela, ahora encargado de otorgar recursos a organizaciones de la sociedad civil, recibió de 2009 a 2017, 32 apoyos con montos de 250 mil a medio millón de pesos

La Secretaría de Bienestar (Sebien) nombró como responsable del programa dedicado a otorgar apoyos a Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) al presidente de una de las asociaciones beneficiadas con recursos públicos desde 2009.

Se trata de Miguel Ortega Vela, quien de acuerdo al Registro Federal de OSC, preside el Centro de Estudios Sociales y Culturales Antonio de Montesinos, donde también ocupa el cargo de representante legal, conforme a las escrituras públicas número 19,084 y 19,085.

En la base de datos de la Comisión Intersecretarial de Fomento de las Actividades de las OSC (instancia encargada de administrar el sistema), su estatus aparece como vigente y activo, aun cuando en días pasados tomó posesión como director general adjunto de Promoción, Vinculación y Coinversión Social en el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), órgano de la Sebien.

Dicha Dirección gestiona la entrega de recursos a las OSC por medio del Programa de Coinversión Social (PCS), el cual recibió recursos este año por más de 483 millones de pesos (según la Ley de Egresos 2019).

El lunes de la semana pasada, el presidente Andrés Manuel López Obrador, a pregunta de Crónica, anunció el retiro de los fondos del PCS, al considerarlo un instrumento para “simular la atención de grupos vulnerables”. Sin embargo, desde la Sebien y el Indesol se promovió ese mismo día —en contrasentido a la orden presidencial— la publicación del anteproyecto de las Reglas de Operación del programa ante la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), con la idea de continuar el proceso de reparto.

Este diario difundió el boicot a AMLO y el jueves pasado la Secretaría del Bienestar debió retirar el documento de la página de Cofemer, cuya tarea es revisar el marco regulatorio nacional. Lo atribuyeron a “la omisión de alguien”.

El Centro de Estudios Sociales y Culturales Antonio de Montesinos, con sede registrada en la delegación Coyoacán, recibió 32 apoyos de 2009 a 2017, con montos desde 250 mil a medio millón de pesos cada uno. En algunos de los expedientes se omitieron las cantidades entregadas, por lo cual es imposible señalar la suma total.

En 2018 también participó en el proceso, pero resultó “No elegible”.

Ortega Vela llegó a una posición privilegiada para el impulso de diversos proyectos de la “sociedad civil” desde Indesol, cuya titular es Luz Beatriz Rosales Esteva.

De acuerdo con los Informes Anuales de las Acciones de Fomento, Apoyos y Estímulos otorgados a las OSC, los apoyos destinados a la asociación de Ortega —en algunos años hasta en cinco ocasiones— se gastaron en proyectos relacionados con organización de teleconferencias o talleres, reuniones internas, difusión, subsidios, comunicación y promoción de los derechos humanos.

Además, realización de encuentros nacionales, apertura de espacios radiofónicos, análisis documental, coordinación interna e impulso ciudadano a la denuncia.

Sin embargo, la mayor parte fue para capacitación a distancia o presencial, y asesoría en temas como ejecución de planes, llenado de plantillas y reportes, cambio de coordinaciones, fiscalización, manejo de contralorías y, aunque parezca increíble, ejercicio de los recursos. Es decir, ayuda para emplear el dinero obtenido.

Los apoyos no sólo provinieron de Indesol, sino también de las secretarías de Relaciones Exteriores, Gobernación y Hacienda y Crédito Público; así como del Instituto Nacional de las Mujeres y la Procuraduría General de la República.

Según la escritura pública 12,952, su objeto social es “apoyar la investigación en el campo de las ciencias sociales, antropológicas y otras disciplinas concurrentes” y “promover actividades de investigación, asesoría, evaluación, y capacitación en beneficio de instituciones y personas con fines similares”.

Entre sus actividades principales se enumeran: impulso a la participación ciudadana en asuntos de interés público, asistencia jurídica, cooperación para el desarrollo comunitario en el entorno urbano o rural y fomento educativo, cultural, artístico, científico y tecnológico.

La asociación, se especifica en el escrito notarial, “tendrá carácter permanente y sin finalidades de lucro. Sus recursos se utilizarán únicamente para el cumplimiento de su objeto social…, sin que puedan otorgarse beneficios sobre el remanente distribuible a persona física o moral alguna…, o entre sus asociados”.

En el Registro Federal de organizaciones, instancia autorizada por la Ley Federal de Fomento a las Actividades Realizadas por OSC para concentrar sus datos y claves únicas, se menciona entre las redes de este centro de estudios a otras dos sociedades: el Espacio de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y Convergencia de Organismos Civiles, A. C.

A esta última también se le han asignado 42 partidas desde 2009, para asuntos como envío de correos electrónicos, promoción, pláticas en materia de desarrollo social, socialización y reparto de libros.

 

 

¿A qué se dedica Indesol?

 

* Promover y fomentar el desarrollo de los actores sociales, la participación ciudadana y la organización de la sociedad civil y su vinculación con las dependencias gubernamentales, con el fin de lograr un México incluyente.

* El Programa de Coinversión Social (PCS) tiene como población a esos Actores Sociales, los cuales se especifican en las Reglas de Operación como Organizaciones de la Sociedad Civil, Instituciones de Educación Superior y Centros de Investigación.

Vacíos del programa

 

*  Aunque en las Reglas se compromete a las OSC a invertir al menos el 20 por ciento del costo del proyecto apoyado con recursos públicos, esto sólo es de palabra, no se les obliga a comprobarlo: se les pide firmar bajo protesta de decir verdad que ejecutaron la coinversión.

* Algunos funcionarios cercanos a su operación han denunciado su uso en beneficio de gobernadores, sus familias o amigos, e incluso delegados o coordinadores de Indesol.

*  La elegibilidad de los proyectos se concreta mediante una dictaminación, en la cual  una comisión de tres personas (en teoría ajenas al Programa) otorgan puntos a cada uno. Sin embargo, la selección de los dictaminadores es subjetiva, no se basa en criterios o requisitos claros y muchos son conocidos o amigos de los operadores del programa. En algunos casos, los dictaminadores son integrantes de otra OSC.

* En las Reglas de Operación se establece la “Evaluación de los proyectos” por parte de Indesol, vía la entrega de evidencia documental y facturas del gasto, lo cual genera una calificación.