Inicio Nacional Frena CFE 7 plantas de Peña

Frena CFE 7 plantas de Peña

El consejo de administración de la empresa aprobó ayer viernes cinco proyectos nuevos

Ciudad de México— En medio de alertas por una mayor demanda de electricidad y problemas de abasto de gas natural, la CFE bajó el switch a los planes para licitar y construir 7 centrales de generación previstas por el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

A cambio, el consejo de administración de la empresa aprobó ayer viernes cinco proyectos nuevos.

La compañía explicó que, de las 8 centrales pendientes de la Administración anterior, sólo va a considerar una, en San Luis Potosí.

Redefinirá el alcance de las centrales Tuxpan y Salamanca, que en el Gobierno anterior sólo iban a reconvertirse a gas, pero ahora serán dos centrales de ciclo combinado completamente nuevas.

A ello se añadirán tres nuevas centrales, San Luis Río Colorado, Lerdo y Baja California Sur, que también serán ciclos combinados.

El plan es que cada año puedan incorporarse al menos mil 500 megawatts de nueva capacidad, aseguró en entrevista José Manuel Muñoz, subdirector de Negocios no Regulados de la CFE.

Los cinco proyectos tendrían una capacidad de 2 mil 763 megawatts y requerirán una inversión de 2 mil 399 millones de dólares.

Serán alimentados con gas natural, que en algunos casos provendrá de los gasoductos que están en construcción. Es el caso de San Luis Potosí, Salamanca y Tuxpan.

Para San Luis Río Colorado no se tiene resuelto el suministro de gas, reconoce la propia empresa en su análisis de proyectos, mientras que en Baja California Sur asegura tenerlo resuelto.

“El financiamiento se realizará con el esquema Pidiregas, probablemente con el BLT (construcción-arrendamiento-transferencia, por sus siglas en inglés), que es el menos malo”, expuso Muñoz.

Con excepción de San Luis Río Colorado, los nuevos proyectos se lanzarán entre mayo de este año y febrero del próximo.

Para Víctor Ramírez, especialista del sector eléctrico, la CFE enfrenta el reto de mayor demanda eléctrica y es importante el desarrollo de infraestructura en zonas críticas.

Recordó que la Península de Yucatán es una de las zonas más susceptibles al no tener la infraestructura suficiente de generación y transmisión limitada.

De acuerdo con el último reporte del Sistema de Información de Energía (SIE), en 2017 se consumieron casi 260 millones de gigawatts/hora en todo el país.