Inicio Sociales Doña Lala, una abuela ejemplar

Doña Lala, una abuela ejemplar

Hoy festeja en grande al lado de sus 13 nietos y 8 bisnietos.

“Mis nietos son mi mayor felicidad. Los quiero mucho a todos por igual; son el regalo más grande que Dios me ha dado”, declaró la orgullosa abuela, Oralia Cota Félix, mejor conocida como “Doña Lala”.

Originaria de Navojoa, se ha destacado por más de 50 años en el comercio; no obstante, el estar tan ocupada no le ha impedido disfrutar de sus nietos, a quienes considera “un gran tesoro”.

La abuela de 13 nietos y bisabuela de 8 bisnietos señaló que es un gran orgullo ver que sus hijos han salido adelante y que le han regalado descendientes que la llenan de amor en cada ocasión que la visitan.

“Me gusta mucho que estén conmigo, los quiero mucho. Trato de atenderlos de la mejor manera posible, pero muchos están grandes y no se dejan, porque no quieren darme molestias. De todos modos, trato de consentirlos, desde los chicos, hasta los más grandes”, comentó.

Relató que le da gusto saber que sus nietos están siendo educados de buena manera, por lo que confía que sean ciudadanos ejemplares y que llenen de satisfacciones a la familia.

“Gracias a Dios a ninguno le hace falta algo y eso me da mucha alegría. Han crecido sanos y todos tienen buena educación. Saben que yo siempre estaré para ellos y que pueden contar conmigo. No tengo que decírselos, ellos saben que su nana siempre estará cuando la necesiten”, afirmó.

Nacida el 24 de septiembre de 1949 e hija de María de los Ángeles Félix y Jesús Cota, “Doña Lala” reveló que su infancia fue muy complicada, a tal grado que desde los ocho años empezó a trabajar lavando pañales, barriendo y cuidando niños; sin embargo, esto no es motivo para vivir con resentimientos y sólo intenta brindar buenos valores y emociones a sus hijos y nietos.

Cota Félix agregó que sólo estudió hasta segundo de primaria, pero eso no fue impedimento para salir adelante y ser alguien en la vida, por lo que siempre aconseja que no se dejen vencer por las circunstancias y que todo el tiempo den el extra ante cualquier adversidad.

A pesar de las carencias y complicaciones que tuvo que atravesar por distintos motivos del destino, toma lo mejor de cada experiencia para hacerles saber a sus nietos cuánto los ama y qué hacer para no verse hundidos por los golpes que da la vida.

“Aprendí a leer y a escribir; con eso me ha valido para salir adelante. Fue complicada mi infancia, pero nunca la he puesto de excusa. Llevo 50 años como comerciante. Tengo mi boutique, trabajé de tianguera, vendo ropa, tenía puestos de comida, ahora también tengo un bazar, me la llevo en la calle de arriba para abajo y seguiremos así, hasta que Dios me preste vida”, expresó la nana de 69 años.

Confesó que a los 16 años de edad fue mamá por primera vez, ya que tuvo a su hija Eloísa y, posteriormente, dio a luz a dos mujeres más, Martha Eugenia y Dalila, para después tener a Saúl y Judas Paúl.

Reconoció que cuando supo que sería abuela sintió una alegría enorme, a tal grado que derramó lágrimas de la emoción.

“Sentí mucha felicidad cuando me dieron la noticia de que sería abuela. Siempre lloro de felicidad cuando recibo un anuncio de estos. A todos los quiero y disfruto mucho, desde los más pequeños, hasta los más grandes. Le doy gracias a Dios porque todos tienen salud y son buenas personas”, exteriorizó “Doña Lala”.

Afirmó que por el momento le toca disfrutar a los nietos más pequeños, ya que acostumbra a sacarlos a pasear para divertirse un rato, ya sea al parque, albercas, río o playa, así como de vez en cuando a comer a algún lugar.

Aprovechó para felicitar a todos los abuelos en su día y sugirió que quieran mucho a sus nietos, que traten de darles todo el amor que puedan.

“Muchas felicidades a todos los abuelitos por este día. Que quieran mucho a sus nietos y que los consientan mucho”, puntualizó.