Inicio Sonora ¡Viva México, Viva Sonora! Un aniversario más de la Independencia

¡Viva México, Viva Sonora! Un aniversario más de la Independencia

Primero sonaron las campanas apurando el tiempo. Eran casi las 11:00 de la noche cuando desde el balcón de Palacio de Gobierno recordaron a los héroes que nos dieron Patria. Hace 209 años no habría smartphones, sino antorchas expectantes del estruendo.

¡Viva México, Viva México, Viva Sonora!, dijo la mandataria estatal y el júbilo inundó a las miles de almas que se dieron cita a la plaza Zaragoza sin naranjas; Los Ases de Durango, famosos en los noventas por sus cumbias pegajosas, dieron tregua para la ceremonia.

Después de la recreación del Grito de Independencia, lo que todo mundo estaba esperando: el silbido de la pólvora encendida en vertical, trepando el cielo y explotando. Todos captamos los cohetes que como escribiría el poeta Octavio Paz, dejaron una cauda de chispas doradas que nos hace dialogar con la patria, o la divinidad.

Hubo cuatro escenarios musicales a lo largo del Centro Histórico, todos repletos de ese ejército de mujeres en blusas bordadas y los tres colores patrios en las mejillas, o los hombres con los hijos en los hombros y un bigote falso cruzándoles la cara.

Eran mares de gente la que disfrutó del Grito de Independencia con una conciencia cívica mezclada con churros con nutella y cumbias norteñas. Pero es Patria al fin.

Después del Grito solo quedó la música, y el que vociferaba se puso a bailar, la pólvora quemada se fue disipando entre las luces de los escenarios, la torre de Catedral que pareciera envuelta en llamas durante la cohetiza ahora es perceptible. Ya nadie está envuelto en la bandera, ni usan playeras falsas con trajes de charro sublimados, ni hacen tronar la matraca. Por hoy gritamos a México y, parafraseando a Paz, nos embriagamos de ruido, de gente, de color, de fiesta, de relámpagos y delirios, como ese revés brillante de nuestro silencio constante. Así terminó otro aniversario del inicio de la lucha independentista.