Inicio Salud y Nutrición Nuevo etiquetado debe acompañarse de campañas y políticas públicas

Nuevo etiquetado debe acompañarse de campañas y políticas públicas

Hermosillo.-   El nuevo etiquetado de productos empaquetados que será obligatorio a partir del 1 de octubre, representa una estrategia favorable para reducir los índices de las enfermedades y padecimientos crónico degenerativos en el país, señaló Elsa Cornejo Vucovich.

La investigadora del Colegio de Sonora (Colson), indicó que esta nueva regulación de la NOM 051 en la exhibición del contenido de los alimentos y bebidas, debe ir acompañada de campañas de difusión dirigidas al consumidor, y de políticas públicas enfocadas a la restricción de la venta de los productos con bajo valor nutricional y al fomento de la activación física.

Explicó que a diferencia de la tabla nutrimental que venía al reverso del producto con letra pequeña, el nuevo etiquetado consiste en una serie de alertas claramente visibles en la parte frontal, que advierten sobre los altos niveles en azúcares, sal, sodio, grasas saturadas, y calorías; que contribuyen al desarrollo de enfermedades como sobrepeso, obesidad y diabetes.

“En lo personal por la experiencia que hemos tenido aquí haciendo investigación en Sonora con el programa Metasalud y el programa Metasalud Diabetes, yo sí considero que es un avance porque obviamente trabajábamos mucho en estos programas educativos intentando enseñarle a las personas de las comunidades urbanas y rurales de Sonora cómo leer e interpretar las etiquetas y si era bastante confuso”, expresó.

A pesar de que esta nueva regulación en el etiquetado de los productos ha sido rechazada por organizaciones que aglomeran a empresas de la industria alimentaria por considerar que pudiera reducir las ventas y con ello impactar de manera negativa en sectores productivos; señaló que debe servir para obligarlas a emigrar a una producción de alimentos más saludable.

“Su razón de ser como empresas es generar ingresos, su objetivo no es proteger la salud pública, su objetivo no es, ni si quiera, proteger la salud de las personas que consumen sus productos; su objetivo es generar ingresos, cuando ese es su objetivo entonces harán cualquier cosa para sí cumplir con las medidas que se les imponen desde la salud pública, pero también vender más productos”, apuntó.

Para garantizar el objetivo fundamental del nuevo etiquetado, dijo que la medida será acompañada por de evaluaciones a corto, mediano y largo plazo, y se esperan resultados significativos como los que se han registrado en Chile, donde a raíz de una regulación similar se ha logrado disminuir las comorbilidades.