Inicio Cultura Reprogramación de Juegos Olímpicos, una gran ventaja para prepararme: Haramara Gaitán

Reprogramación de Juegos Olímpicos, una gran ventaja para prepararme: Haramara Gaitán

La badmintonista confía en que la pandemia pase pronto para tener un año completo de trabajo rumbo a la justa veraniega

Con la reprogramación de Tokio 2020 por la crisis mundial ocasionada por el COVID-19, que también provocó la cancelación de distintos eventos clasificatorios, la badmintonista Haramara Gaitán aseguró que, pese a que esta decisión afectó sus planes de amarrar su clasificación olímpica, ve una buena oportunidad para continuar con su preparación.

“En cuanto a mi clasificación, me dejó a medias porque ya estábamos por cerrar, eso me representó una desventaja para la clasificación, pero como se atrasaron también los Olímpicos es una gran ventaja tener un año más para prepararme. Espero que las cosas se solucionen rápido para volver a incorporarme a la cancha y tener ahora sí un año completo para trabajar.

“Estoy clasificada a Olímpicos, pero en los últimos lugares. Todavía faltaba un mes para que cerrar la clasificación y dos eventos importantes que era el Panamericano y un torneo en Canadá, que esos nos dan muchos puntos, pues por el historial que tengo podía subir otros cuatro o cinco lugares, esperábamos asegurar más la clasificación con esos torneos y se canceló todo por el coronavirus, pero si ahorita se cerrara ya estaría clasificada porque como es un deporte por ranking mundial, la medida que se llevó a cabo es congelarlo y no se van a mover hasta que se reanude”, explicó.

La joven representante de Nuevo León, destacó que durante este confinamiento ha valorado más su deporte.

“Es difícil cuando tienes 13 años trabajando seis horas diarias, seis días a la semana y no haber tenido más de 10 o 15 días de vacaciones. Es una actividad que ya forma parte de ti y que la disfrutas; entonces, este tiempo que no he tenido la oportunidad de jugar bádminton, sí me ha hecho extrañarlo más y valorar dónde estaba, la posibilidad de poderlo jugar, viajar y competir.

“He estado entrenando en casa, me compré mi material de trabajo para mi gimnasio, adapté una cancha afuera de mi casa donde no tengo contacto con las personas, entreno más o menos tres horas al día, seis días a la semana. Entre mis entrenadores adaptaron el ritmo que yo llevaba a lo que se puede hacer ahorita en casa; por ejemplo, los ejercicios de cancha los hago por videollamada”, precisó.

Pese a las dificultades, Haramara Gaitán busca mantenerse positiva y determinada en sus objetivos.

“Sí ha sido complicado, pero lo importante es mantenerse determinados en qué es lo que buscamos una vez que termine esto, así estoy todos los días y aprovechando el tiempo para estar con mi familia, porque normalmente no tengo tanto tiempo para estar en casa”, comentó.